POLITICUS.MX

Hermosillo, Sonora

Nacional

Software espía Pegasus se usó durante gobierno de AMLO, revela investigación

Octubre 04
6:19 2022

Las personas víctimas de espionaje investigaban violaciones a derechos humanos cometidas por las Fuerzas Armadas, de acuerdo con la publicación en Ejército Espía.

Como se denunció durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, en la administración de Andrés Manuel López Obrador también hubo espionaje en contra de periodistas y defensores de derechos humanos, de 2019 a 2021, con el uso del software Pegasus, de acuerdo con una investigación.

 

La Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) encontró que cuando menos tres periodistas y defensores de los derechos humanos fueron espiados con ese software, por lo que estuvo expuesta información de mensajes de texto, llamadas, correos electrónicos, aplicaciones de mensajerías, libreta de contactos, notas, fotos, y cualquier archivo almacenado en el equipo.

 Con ese malware &ndashse añade&ndash también se pudo tener acceso a las contraseñas guardadas en los teléfonos de las personas espiadas, activar el micrófono y la cámara de manera remota y "borrar cualquier rastro de la infección volviéndose casi indetectable".

Según esta investigación, en la que también participaron Articulo 19 México y Centroamérica y SocialTIC, con el apoyo de Citizen Lab de la Universidad de Toronto, en colaboración con Aristegui Noticias, Proceso y Animal Político, se encontraron evidencias de que en el actual gobierno se operó el software Pegasus de espionaje a por lo menos tres personas.

La información se hizo pública a través del portal " ejercitoespia.r3d.mx ", donde se recuerda que la empresa israelí creadora del software de espionaje, NSO Group, ha afirmado que solo vende sus productos a gobiernos.

En el caso de México, existe evidencia de que el gobierno de López Obrador "sí ha suscrito contratos" con compañías vinculadas con la venta del malware Pegasus, advierte la investigación.

Es el caso de Marco Antonio Suárez Cedillo, "quien aparece como representante legal de la empresa Diseños y Proyectos VME, que suscribió contratos y recibió pagos relacionados con Pegasus por parte del CISEN, la PGR y la SEDENA durante el sexenio pasado" y ahora se ostenta como representante legal de Comercializadora Antsua, proveedor desde diciembre de 2019 de un servicio de presunto "arrendamiento y soporte técnico de equipo de cómputo".

Antsua es la firma autorizada por NSO Group para ofrecer Pegasus en México. Sin embargo, el contrato se encuentra reservado por cinco años (hasta 2024 en que termina el sexenio) bajo presuntas razones de seguridad nacional&rdquo.

Además, se informa que el reciente hackeo del grupo Guacamaya presuntamente puso al descubierto que la Sedena adquirió un "Servicio de Monitoreo Remoto de Información" a Comercializadora Antsua, en abril de 2019, bajo el contrato DN-10 SAIT-1075/P/2019.

"Contrario a las promesas del actual presidente, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) adquirió durante este gobierno un sistema de monitoreo remoto de información a la empresa con representación exclusiva para vender Pegasus en México. Las evidencias también prueban que la Sedena ha mentido sistemáticamente a diversas instancias para ocultar la existencia de dicho contrato", exponen los autores.

Tras los elementos presentados, la investigación concluye que el gobierno federal ha incumplido su compromiso de terminar con el espionaje ilegal en México.

 

Los espiados

 

De acuerdo con el reporte, en este sexenio se espió al defensor de derechos humanos en Tamaulipas, Renato Ramos Vázquez, quien durante 20 años ha documentado violaciones graves a los derechos humanos en esa entidad y es presidente del Comité Estatal de Derechos Humanos de Nuevo Laredo también al periodista y analista Ricardo Raphael y a un periodista del portal Animal Político

"Estos ataques tienen algo en común: todos fueron espiados con el malware Pegasus en este sexenio, mientras hacían labores relacionadas con violaciones a derechos humanos cometidas por las Fuerzas Armadas", revela la investigación.

 

En el caso de Ramos, se detectó que sufrió ataques del software espía el 8 de agosto de 2020, el 2 de septiembre de 2020 y el 3 de septiembre del mismo año

"(Ramos) ha acompañado al menos tres grandes casos que involucran a las Fuerzas Armadas: en 2018, la desaparición forzada de 56 personas en Nuevo Laredo en 2019, la ejecución extrajudicial de ocho personas y en 2020, el asesinato de tres civiles durante una persecución", se detalla.

El 29 de agosto &ndashdía en que fue atacado con Pegasus&ndash el activista tuvo un encuentro con personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En el caso del periodista Ricardo Raphael se detectó espionaje de los gobiernos de Peña Nieto y de López Obrador, con intervenciones de mayo a agosto de 2016 y en este sexenio el 30 de octubre, 7 de noviembre y 27 de diciembre de 2019.

Estas intervenciones se relacionaron con la información o reuniones que sostuvo en esas fechas con personas relacionadas con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y la violencia en Tamaulipas.

Respecto al ataque al periodista de Animal Político, se reportó que esto ocurrió "el mismo día que el medio digital publicó una nota relacionada a violaciones a derechos humanos perpetradas por las Fuerzas Armadas".

En conferencia de prensa, Ramos cuestionó que las Fuerzas Armadas no se dediquen a espiar a su propio personal pero sí a quienes alzan la voz.

"Quiero hacer responsables al Ejército, a la Mariana y al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador de los que no pueda suceder a nosotros, a nuestras familias, a las familias que acompañamos, porque cada vez que hay una denuncia se exponen también a las familias... Este espionaje no solamente nos expone a nosotros, expone a las víctimas, a las familias,a los abogados, a los periodistas, nos exponen a todos por unas fuerzas armadas que están fuera de control", apuntó.

En tanto Ricardo Raphael, denunció que sin justificación su hijo también fue víctima de espionaje, pues explicó, el menor de 12 años recibió un mensaje de texto a través de WhatsApp en dónde de manera amenazante fue cuestionado sobre si era el periodista o su abuelo paterno eran quiénes aparecían en algunas fotografías que le fueron enviadas.

"Con los niños no", dijo el periodista usando las mismas palabras que la esposa del presidente López Obrador, quien ha pedido no atacar a su hijo.

"No creo en el fiscal pero aún así vale la pena presentar una denuncia", agregó.

Finalmente Daniel Moreno expresó que si bien el celular de uno de los periodistas de Animal Político fue el que está infectado con este software, en realidad todo el medio fue vulnerado pues durante la pandemia el trabajo de este medio se realizó a través de diferentes aplicaciones y de esta forma quienes realizaron el espionaje tuvieron acceso a toda la información del periodista y de de toda la redacción.

"Este periodista estaba literalmente en una veintena de chats internos en donde nosotros decimos que vamos a publicar el día siguiente, cuál es la redacción de la nota, qué está encubriendo cada quién, cuáles son sus fuentes de información a todo eso tuvieron acceso... eso es lo que nos preocupa, todos nos sentimos vulnerados por esto", declaró.

 

 
 

 

 

 

 

Fuente: https://politica.expansion.mx/

Redes Sociales

Artículos Relacionados

0 Comentarios

¿Qué te pareció la nota? Comparte tu opinión...

Tu correo electrónico no será publicado.
Campos requeridos *

LAS MÁS VISTAS
🔀Búscanos en Facebook
🔀Síguenos en Twitter